top of page

Terapia familiar



La familia se define como grupo de personas, vinculadas generalmente por lazos de parentesco, ya sean de sangre o políticos y que hacen vida en común, ocupando normalmente la totalidad de una vivienda.


El concepto de familia ha ido sufriendo transformaciones conforme a los cambios en la sociedad. Hoy la familia se entiende ampliamente como el ámbito donde el individuo se siente cuidado, sin necesidad de tener vínculos o relación de parentesco directo. Esta estrecha relación hace que, en muchas ocasiones surjan conflictos difíciles de solventar.


Principales problemas que pueden surgir en el ámbito familiar:


La comunicación: a pesar de la convivencia, muchas veces uno de los miembros se siente afligido y no tiene la confianza de explicar sus sentimientos.


Cambio en el seno familiar: a veces puede ser muy difícil adaptarse a ciertos cambios como mudarse a otra ciudad, perder el trabajo, divorcio o fallecimiento de uno de ellos.


Toma de decisiones familiares y gestión de normas: el conflicto surge ante la imposición de ciertas normas o decisiones sobre el resto de miembros de la familia, pero también por la permisividad y exceso de libertad.


Conductas inadecuadas y agresivas: ya sea por problemas vinculados a la agresividad, la cual genera broncas e incluso violencia verbal o física, o a conductas inadecuadas, como podría ser el alcoholismo, se debilita la buena relación entre los miembros del núcleo familiar.


La terapia familiar puede ser de gran ayuda en cualquier contexto familiar que cause conflicto, ira, dolor o estrés. La terapia puede ayudar a los miembros de la familia a entenderse mejor y aprender a afrontar situaciones y desafíos, así como lograr el acercamiento los unos con los otros.



¿Cómo vamos a ayudarte?


En Enola psicología podemos ayudar a todos los miembros de la familia mejorando la comunicación y su capacidad para resolver conflictos. Mejorando la comunicación dentro de la unidad familiar también se fortalecerán los lazos, consiguiendo un vinculo más estrecho con cada uno de los miembros de la familia. De esta forma aprenderéis a superar los momentos estresantes incluso después de finalizar las sesiones de terapia.


En estas sesiones nos enfocaremos en crear un ambiente seguro donde los miembros de la unidad familiar puedan compartir abiertamente lo que sienten y obtener apoyo de sus familiares. Durante la terapia apostaremos por el trabajo colaborativo y la empatía para comprender las necesidades y malestares que tienen uno o varios de sus miembros.


De esta manera, en las sesiones buscamos trabajar con todos los componentes de la familia para que se comuniquen, puedan comprender al otro y colaboren en la resolución del problema que les distancia.


Acudiendo a terapia, una familia puede ayudar a uno de sus miembros a conseguir pasar por un momento difícil, ya que puede sentirse respaldada y con mayor motivación para afrontar ese problema que le está limitando. Las sesiones normalmente son grupales, de todos o varios miembros de la unidad familiar. Aun así, puede suceder que sea necesario trabajar con algún miembro por separado, de forma individual.


Como dijo Dan Wilcox: “No importa lo pobre que sea un hombre. Si tiene familia, es rico”


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page