top of page

¿Qué supone tener una buena regulación emocional?


La inteligencia emocional es la capacidad para conocer, entender y gestionar tus propias emociones y de los demás y supone la base inicial y necesaria para realizar adecuadamente un proceso de regulación emocional. Aprender a regular las emociones consiste en comportamientos y habilidades que utilizamos cuando queremos influir en las emociones que sentimos, aceptándolas y experimentándolas, y en la manera en la que las expresamos.


La regulación emocional empieza en la infancia y se desarrolla a través del estilo de crianza de nuestros cuidadores. Si durante el desarrollo consiguen transmitirnos afecto, cariño, seguridad y capacidad de explorar sin miedos, seguramente desarrollaremos unas buenas estrategias de regulación emocional.

La regulación emocional surge a partir de sucesos importantes para la persona y varia según el significado que se le dé a la situación para determinar con qué emoción está relacionada. Cuando cambiamos el significado, la emoción cambia, utilizándola para mejorar o empeorar nuestras emociones en base a la situación.


Una emoción es una respuesta psicofisiológica producida por un hecho, recuerdo, o idea que puede durar de segundos a minutos.


Las emociones se diferencian en:


- Primarias: miedo, asco, sorpresa, ira, tristeza y alegría


- Secundarias: complementan las emociones primarias y derivan de ellas como por ejemplo: culpa, vergüenza, celos...



Las emociones no son buenas ni malas, no tienen valor positivo o negativo, depende del significado que les demos y de cómo estás influyen en nosotros.



¿Qué supone tener una buena regulación emocional?


EXPRESION EMOCIONAL ADECUADA: tener la capacidad de expresar las emociones de forma apropiada en base a la situación en el que te encuentres.


REGULACION DE NUESTRAS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS: asumiendo y aceptando que estas en ocasiones deben ser reguladas. Aquí aparecen el regular nuestra impulsividad (ira, violencia, comportamientos de riesgo); tolerar la frustración para prevenir estados emocionales negativos (ira, estrés, ansiedad, depresión); perseverar en el logro de los objetivos a pesar de las dificultades; ser capaz de aplazar recompensas inmediatas a favor de otras más a largo plazo, etc.


BUENAS HABILIDADES DE AFRONTAMIENTO: facilitará el afrontar nuevos retos y situaciones de conflicto, pese a que las emociones que se generen puedan resultar desagradable. Esto implica estrategias de autorregulación para gestionar la intensidad y la duración de los estados emocionales.


GENERAR EMOCIONES POSITIVAS: nuestra competencia para autogenerar emociones positivas, experimentando de forma voluntaria y consciente estas emociones y disfrutar de la vida. Siendo capaz de influir en el propio bienestar emocional.



¿Cómo vamos a ayudarte?


En Enola Psicología te enseñaremos una serie de técnicas psicológicas que te servirán de entrenamiento para la mejora de la regulación emocional:

•Apertura emocional: Te ayudaremos a identificar que emociones estas sintiendo y que accedas de manera consciente a tus emociones.

•Atención emocional: te enseñaremos a centrar tu atención en tus propias emociones para comprender la información emocional que te están transmitiendo. •Aceptación emocional: te ayudaremos a reconocer que puede existir el malestar emocional, ayudándote a aceptar ese estado sin realizar ningún juicio negativo hacia la propia experiencia emocional.

•Etiquetado emocional: te ayudaremos a ponerle nombre a esa emoción, a detectarlas y organizar tus propios sentimientos.

•Análisis emocional: te ayudaremos en el entendimiento del significado y la implicación de tus propias emociones, para saber qué nos quieren decir y qué conclusiones podemos sacar de cara al comportamiento futuro.

•Regulación emocional: Aprenderás a modular tus respuestas emocionales a través de la activación de estrategias emocionales, cognitivas y conductuales.

La regulación emocional resulta especialmente recomendable en momentos de crisis. Pero también puede ser útil en la gestión diaria de las emociones. Ya que nos permite relacionarnos de un modo más eficaz con nosotros mismos y con los demás. Especialmente para aquellas personas que se sienten frecuentemente superados por sus emociones, no saben controlar su mal humor, o se frustran con facilidad.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page