top of page

Formas de afrontar el Duelo



El duelo es un proceso natural en el que aparecen una serie de sentimientos, comportamientos y emociones por la pérdida de alguien o algo significativo. Es un proceso necesario para que el transcurso de la pérdida se realice de manera adecuada, pero sigue siendo una situación que genera mucho dolor y que para algunos se puede llegar a complicar y a perjudicar seriamente la salud e integridad de la persona que lo está sufriendo. Enfrentarse al aprendizaje que supone vivir y continuar adelante sin ese ser querido, supone en muchísimas ocasiones sentirse desorientado y vacío.


Es importante que la persona tenga un gran apoyo alrededor con el que poder expresar sus emociones y pensamientos sobre la pérdida y su estado emocional. Sin embargo, a veces la sociedad genera el efecto contrario, es decir, fuerzan al doliente a que esté bien rápidamente, a distraerse, que evite llorar y se derrumbe, provocando así que este proceso no se realice de la manera adecuada. Una buena elaboración del duelo es significado de una buena salud mental, emocional, psicológica y física.


Una de las psiquiatras y autoras pioneras y más representativa del proceso psicológico del duelo fue Elisabeth Kubler-Ross, que elaboró una lista de 5 fases por las que toda persona que está viviendo un proceso psicológico de duelo, suele experimentar:


Negación: La negación consiste en rechazar de manera consciente o inconsciente lo que ha pasado o la realidad de la situación vivida. Se trata de un mecanismo de defensa que pretende amortiguar el impacto que provoca la nueva situación: “Esto no me puede estar pasando a mí”.


Ira: Cuando ya no es posible negar u ocultar la pérdida empieza a surgir la realidad de la situación y el dolor que la acompaña. Es en esta fase donde se dirige este enfado al ser querido fallecido, a nosotros mismos, a familiares, amigos, objetos e incluso a personas externas. Se siente un importante resentimiento hacia la persona que se ha ido provocando un gran dolor en nosotros, pero este enfado se vive con sentimiento de culpa haciéndonos sentir más enfadados todavía: “No es justo”, “¿Por qué yo?” “¿Cómo puede sucederme esto a mí?”


Negociación: En esta fase aparece la esperanza de que se puede retrasar o posponer la muerte de la persona enferma o de negociar la vuelta de la persona fallecida. “¿Qué hubiera pasado si...?”


Depresión: En esta etapa se siente tristeza, incertidumbre y miedo ante lo desconocido que vendrá. Sentimos que nos preocupamos demasiado por cosas que no tienen tanta importancia, mientras que el hecho de levantarse cada día de la cama se considera como una tarea muy complicada. Estos sentimientos demuestran que la persona ha comenzado a aceptar la situación de la pérdida. “Echo de menos a mi ser querido, ¿por qué sigo aquí?”


Aceptación: Es el momento en donde hacemos las paces con esta pérdida permitiéndonos una oportunidad de vivir a pesar de la ausencia del ser querido. Este proceso nos ayuda reflexionar sobre el sentido de la vida, así como lo que queremos recibir de la vida a partir de ahora. “Todo va a salir bien”.



¿Cómo vamos a ayudarte?


En Enola Psicología te ayudaremos a enfrentarte y a trabajar tu dolor. Proporcionamos un espacio de escucha activa, empatía y apoyo para ayudarte a procesar tus emociones, identificar y abordar pensamientos negativos y desarrollar habilidades de afrontamiento saludables. Te explicaremos lo que es el duelo, en que consiste, y cómo aprender a identificar la situación que se está viviendo.


Nuestro objetivo será facilitar el proceso de duelo, acompañando psicológicamente al doliente durante todo el proceso y ayudándole a aceptar la realidad de la pérdida, a identificar y entender las emociones que esta sintiendo y que acompañan al duelo, a vivir el día a día sin el fallecido, adaptándose al nuevo estilo de vida y a encontrar formas significativas de honrar y recordar a tus seres queridos, mientras se avanza hacia la reconstrucción de su vida. Cuando una persona necesita ayuda psicológica en un proceso de duelo, significa que se ha quedado bloqueado en alguna de las tareas anteriores.


Nuestra función será identificar en cuál de ellas y acompañar en el proceso para avanzar.


En Enola PsicologÍa somos muy conscientes de que cada persona vive y procesa el duelo de manera única, por eso es importante respetar los tiempos y la forma de vivir este proceso de adaptación.



6 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page